sábado, julio 05, 2008

El Barroco: Características generales

El Barroco es el nombre con el que se conocen las manifestaciones artísticas del siglo XVII. Este supuso una ruptura de los ideales estéticos que hubo durante el siglo anterior que llevó a concretarse en formas ornamentales, cargadas de sonoridad, luz y colorido, como salida a la necesidad de nuevas formas expresivas más acordes con la situación de crisis en que se vivía. Durante el Barroco se distinguieron dos corrientes literarias: el conceptismo y el culteralismo. El conceptismo se basa en la asociación ingeniosa de ideas en juegos de palabras que buscan resaltar el contraste, mientras que en el culteranismo se preocupa preferentemente por crear la belleza a base de artificios con el lenguaje: se forman muchos neologismos provenientes del latín o del griego, el léxico está sobrecargado de cultismos y se intenta imitar el ritmo de la sintaxis latina. Quevedo y Góngora fueron dos de los autores más importantes del Barroco, uno representaba el conceptismo (Francisco de Quevedo y Villegas), mientras que el culteranismo lo representaba Luis de Góngora y Argote).
Otros autores importantes de la época fueron Félix Lope de Vega, el teatro de Pedro Calderón de la Barca y Francisco Rojas Zorrilla
La obra poética de Lope se sitúa a la misma altura que la de Quevedo o Góngora. Lope de Vega es especialmente conocido por su aporte al teatro. Hasta la aparición de su obra, el teatro había sufrido una evolución que iba desde las representaciones religiosas al teatro populista escenificado en la calle con el único fin de entretener. Una de las obras más importantes de Lope es Fuenteovejuna, basada en un hecho histórico sucedido en 1476. Durante el Barroco tuvo lugar la creación de nuevos géneros musicales (ópera, oratorio, cantata, sonata, concierto).
La poesía barroca, que es caracterizada por una proliferación de las metáforas y los otros dispositivos retóricos del Renacimiento, alcanzaron su culminación en el siglo XVII.
La poesía del siglo XVII pude resumirse en tres grandes figuras de las letras castellanas: Lope, Góngora y Quevedo. Junto a ellos hay una gran cantidad de autores que compusieron su obra impulsados por una fiebre literaria.
En el ámbito de la prosa barroca brilla también Quevedo, autor junto al que hay que situar a otros como Baltasar Gracián y Mateo Alemán.
Durante ésta época apareció la comedia nacional, sus características principales eran: mezcla de elementos trágicos y cómicos, introducción en la comedia de cantos y bailes populares y la combinación de varias estrofas. La estructura de las comedias suele coincidir con el esquema clásico de exposición, nudo y desenlace. Cada uno de los actos está dividido en escenas que ocurren en lugares y tiempos diferentes. En estas obras los temas tratados eran el amor, los celos, la justicia o la religíon.

No hay comentarios.: