viernes, julio 25, 2008

Género lírico II

La poesía
Lenguaje transparente y lenguaje figurado
Denotar y connotar
El lenguaje común que deja ver directamente al objeto se llama lenguaje transparente. Pero existe otro que se recubre de figuras y se vuelve opaco, porque nuestra atención se centra en cómo se dicen las cosas. Entonces, no vemos directamente al objeto apuntado.
Denotar y connotar: Denotar: sentido literal, directo.
Connotar: segundo sentido o sentido indirecto. Significados agregados.

El verso y su medida Verso: unidad rítmica marcada por pausa final. La pausa interna se llama cesura y divide el verso en hemistiquios.
Medida: depende del número de sílaba de los versos. Hay versos bisílabos, trisílabos, cuadrisílabos (llamados tetrasílabos), pentasílabos, hexasílabos, heptasílabos, octosílabos, endecasílabos, alejandrinos (de 14 sílabos), pentadecasílabos (15), hexadecasílabos (16), también llamados octonarios.

Principales figuras

Anáfora: es la repetición de una o más palabras al comienzo de un verso.
Enumeración: es nombrar sucesivamente objetos, cualidades, conceptos
Encabalgamiento: ocurre cuando la pausa final del verso no coincide con la pausa sintáctica. Esto hace leer el verso, perdiendo su ritmo y semejándolo a la prosa.
Imagen: Consiste en que una palabra o expresión provoque en el lector una representación mental. Esta representación puede estar referida a los sentimientos (imágenes afectivas), En otras ocasiones se trata de representaciones de objetos, en cuyo caso se habla de imágenes sensoriales, las que, según al sentido al que apelen son; olfativas, auditivas, visuales, gustativas o táctiles.
Interrogación retórica: consiste en presentar una idea en forma interrogativa para enfatizarla, porque en realidad la respuesta ya es conocida o pre-supuesta.
Metáfora o metáfora pura: consiste en una comparación de la cual se ha suprimido el primer término y el nexo comparativo. Hay que descifrar solo a partir del segundo término que es lo que se está metaforizando.
Metáfora impura: se diferencia de la pura en que de alguna manera se nombra el primer término, aunque no aparezca el nexo comparativo.
Símil o comparación: se establece la relación de dos elementos para indicar semejanza- Ej. Sus ojos son como soles.
Símbolo: el signo remite a otro objeto, pero irradia, además, múltiples significaciones. Ej. Lleva con dignidad su cruz.
Metonimia: Se menciona la causa por el efecto o al revés. Ej. Vive de su trabajo. Es decir, del dinero (efecto) que le produce ese trabajo (causa).
Sinécdoque: se menciona la parte por el todo o viceversa. Ej. Sus rostros escuchaban ansiados. (Los hombres escuchaban).
Hipérbole: exageración de rasgos. “Por competir con sus cabellos // Oro bruñido, el sol asoma” (Garcilaso de la Vega)
Antítesis: las palabras u oraciones contrapuestas no encierran en sí una contradicción, no generan incoherencia, simplemente se unen: ´ Yo velo cuando tu duermes, yo lloro cuando cantas...` (Quijote II, 68).
Oximoron: sí produce contradicción e incoherencia entre los términos que une, aunque, gracias a la ´magia` de la poesía, consigue que ambos opuestos sean semánticamente compresibles en el texto: ´¡Oh desmayo dichoso!/¡Oh muerte que das vida! ¡Oh dulce olvido!` (Fray Luis de León).
Paradoja: tan sólo se diferencia del oxímoron en su extensión: éste se limita al marco de la oración simple, mientras que la paradoja lo supera: ´Vivo sin vivir en mí /y tan alta vida espero/ que muero porque no muero` (Santa Teresa de Jesús).
Personificación: se atribuye vida y acción a objetos inanimados: Ej. La tarde solloza.
Sinestesia: Asociación no usual de sensaciones: ej. Fría blancura (térmico con visual).
Hipérbaton: se cambia el orden habitual de las palabras (se quiebra la sintaxis). Ej. Del salón en el ángulo oscuro (Bécker).
Elipsis: se omiten elementos. Ej. Como hombre te perdono / mi cárcel y cadenas / pero como argentino / las de mi patria, no.
Aliteración: Se repite un sonido o grupo de sonidos.
Onomatopeya: se imitan ruidos o grupos de sonidos.

Otras figuras

Paralelismo: consiste en repetir una misma estructura sintáctica, sin tener en cuenta los contenidos.
Polisíndeton: consiste en una enumeración en la cual cada uno de los elementos está precedido por un nexo coordinante.
Reiteración o repetición: consiste en la repetición de una idea.

Estrofas

Cuando un verso tiene de 2 a 8 sílabas se considera de arte menor y cuando tiene de 9 sílabas en adelante de arte mayor.

1.- Versos iguales

Pareado
Estrofas con dos versos sin importar el número de sílabas, por lo general con esquema de rima consonante (pero pudiera ser también asonante) y en las formas AA BB CC DD, etc. Pueden presentarse en combinaciones de versos de arte menor y arte mayor: aa, aA o Aa.

Terceto y tercetillo
Tres versos generalmente endecasílabos (11 sílabas), con esquema de rima consonante en las formas ABA BCB CDC, etc. o AAX BBX CCX DDX, etc. o AXA BXB CXC DXD, etc. Regularmente los tercetos terminan en un serventesio, a fin de que no queden versos sueltos. Se llama tercetillo (o tercerilla) cuando es de arte menor (versos menores de 9 sílabas). Es interesante observar que en este esquema se presenta un encadenamiento de los versos (rima encadenada). Es decir, en cada estrofa el segundo verso queda libre, pero se encadena con el primer verso de la siguiente.

Cuarteta
Estrofa de cuatro versos generalmente octosílabos (8) con esquema de rima consonante, de la forma abab.

Redondilla
Estrofa de cuatro versos octosílabos con esquema de rima consonante, de la forma abba.

Cuarteto
Cuatro versos generalmente endecasílabos, pero también pueden presentarse decasílabos (10), dodecasílabos (12) y alejandrinos (14), con esquema de rima consonante en la forma ABBA.

Quintilla y Quinteto
Cinco versos octosílabos con esquema de rima consonante, en las formas ababa, abbab, abaab, aabab y aabba. Observando las distintas combinaciones posibles, podemos determinar que en la quintilla: a) todos los versos tienen rima con por lo menos algún otro, es decir, no queda ninguno suelto, b) no riman consecutivamente en más de dos ocasiones y c) los dos últimos versos nunca forman un pareado. El Quinteto es similar a la quintilla, con la diferencia de que éste es de arte mayor, generalmente con versos decasílabos o endecasílabos.

Octavilla
Ocho versos generalmente octosílabos, con esquema de rima consonante en la forma xaabxccb, y a veces también ababbccb, abbcaddc y abbabcca.

Octava real
Ocho versos generalmente endecasílabos, con esquema de rima consonante en la forma ABABABCC.

Octava italiana (o aguda)
Ocho versos generalmente endecasílabos con esquema de rima consonante, en la forma XAAB:XCCB. En el verso final de cada cuarteto la rima debe ser aguda.

Copla de arte mayor
Ocho versos dodecasílabos con esquema de rima consonante, en la forma ABBAACCA

Décima o espinela
Diez versos octosílabos con esquema de rima consonante, en la forma abba:ac,cddc. Nótese la pausa luego del cuarto verso. Otra forma usada es abbab cdccd.

Soneto
Catorce versos endecasílabos con esquema de rima consonante, compuestos de dos


2.- Estrofas de versos desiguales

Lira: Combinación de versos endecasílabos y heptasílabos, por lo general, formada por cinco versos. aBabB.

Estancia: combinación de endecasílabos y heptasílabos. (Églogas de Garcilaso)
ABaB

Seguidilla: Por lo general, formada por cuatro versos. Se combinan heptasílabos y pentasílabos o heptasílabos y hexasílabos. (abcb) (7677) o (7575).

Copla de pie quebrado: combinación de octosílabos y tetrasílabos: (884884) abcabc.

3.- Series indefinidas: no forman estrofas

Romances: versos octosílabos con rima asonante los pares y libres los impares. Hay romances viejos escritos antes del siglo XVI, anónimos que se transmitían por vía oral y que se recogieron a partir de ese siglo: cancioneros. Y romances artísticos, escritos por poetas que aprovecharon las posibilidades expresivas de los romances. Góngora, Lope de Vega en el siglo de Oro y en el siglo XX García Lorca en su célebre Romancero gitano. El romance endecasílabo se llama Heroico y el de menos de ocho sílabas romancillo.

Silva: endecasílabos con heptasílabos rima asonante y también con versos blancos: 7 11 11 7 11 aBCcB

Para medir los versos hay que tener en cuenta;

1) última palabra aguda o monosílaba: se suma una sílaba
2) última palabra esdrújula: se resta una sílaba
3) última palabra grave no hay alteración.

Sinalefa: agrupa vocales de distintas sílabas
Hiato: separa vocales que debieran formar sinalefa
Diéresis: separa las vocales de un diptongo
Sinéresis: une las vocales que normalmente se separan.

Acento:

Los versos tienen un acento obligatorio en la penúltima sílaba. Tienen tb. Acentos internos fijos. Los endecasílabos suelen presentar estás variantes: 4, 8 y 10 silaba; 6 y 10 sílabas; 4, 7 y 10 sílabas. El acento en 10 sílaba es obligatorio.

Rima

Coincidencia de sonidos desde la última vocal acentuada.
Consonante: coinciden todos los fonemas
Asonante: coinciden solo las vocales
Sin rimas, sueltos o blancos

Excepciones:
No se cuenta vocal débil de diptongos ni postónica de esdrújulas

Ej. Mañana
Calandria (riman a-a)

Océano
Sueño (riman e-e)

No hay comentarios.: