viernes, octubre 08, 2010

El narrador / El diálogo en la narración / La descripción

El narrador no es el autor del texto. Es un instrumento literario utilizado por el autor. Existen tres tipos básicos de narrador:

  1. Narrador omnisciente: aparece solamente en tercera persona. Posición que le permite comunicar lo que el personaje siente, piensa y hace. 
  2. Narrador testigo: puede usar la primera o la tercera persona. Transmite únicamente lo que el personaje hace, dice y también aquella información que pueda conocer de aquel. 
  3. Narrador protagonista: utiliza la primera persona, participa de la historia y desde esta posición la cuenta. 
El diálogo en la narración

Cuando en un texto narrativo aparece una conversación entre los personajes, este adquiere otra organización: 
  1. La raya como señal de apertura.
  2. Cada intervención en un renglón diferente.
  3. Si luego de la voz del personaje aparece una segunda raya, lo que sigue será la voz del narrador.

La descripción

Los textos en los cuales predomina la intención de hacer conocer cómo son las cosas, los lugares, las personas y los procesos se denominan descriptivos.

En los textos periodísticos y científicos (Lo que prevalece es el objetivo de informar. La función del lenguaje es referencial o informativa) las descripciones son:
  • Objetivas
  • Lenguaje denotativo y precisión
La descripción objetiva presenta:
  1. Una serie de enumeraciones unidas por comas. Este proceso lingüístico consiste en acumular menciones sucesivas: cualidades, ideas, objetivos, etc. Su finalidad es componer de varios elementos una totalidad. 
  2. La descripción de objetos se construye por medio de la enumeración de sustantivos y adjetivos. Los primeros nombran objetos de la realidad y los segundos los caracterizan. La descripción objetiva se emplea en textos como: notas de enciclopedia, informes de experimentos, avisos. folletos, etc.. 
La descripción subjetiva

La descripción subjetiva no se interesa en hacer una enumeración, un inventario de los elementos que aparecen en un cuadro o paisaje, sino por la intención de quien escribe. La emoción, el impacto que nos produce en determinado elemento hace que lo llevemos a primer plano, que cambiemos, a veces, la jerarquía que tiene en su mundo. En una descripción, la realidad puede ser presentada con imágenes directas ("los ojos de Platero son negros") o con imágenes elaboradas o metáforas. Este último caso, a su vez, puede ofrecer dos situaciones: 
  1. La comparación que expresa la relación entre dos elementos. 
  2. La metáfora que elimina un elemento. 
La sinestesia es el cruce de dos sensaciones distintas "trinar amarillo" (visual + auditivo).

Para describir se debe considerar:
  • La realidad representada 
    • Una visión amplia: global
    • Un ángulo o enfoque
    • Un objeto en primer plano
    • Un objeto en detalle.
  • Los objetos pueden ser: dinámicos o estáticos, según la posición del observador:
    • Fuera o dentro del cuadro
    • Fijo o en movimiento
Procedimientos
  • Con imágenes directas o comparaciones y metáforas
  • Con el uso de todos los sentidos, el predominio de uno o de un aspecto. 
El efecto causado sobre la realidad
  • Impresión o ilusión de copia fiel, de fotocopia.
  • Embellecimiento o enriquecimiento. 
  • Deformación o distorsión. 
Relación entre el paisaje o cuadro y el estado de ánimo del narrador.
Predominio de la lengua: discursiva o expresiva.

No hay comentarios.: